Biografía

Dani, Júmel

Cris, Dani, Mingo

Cuando el siglo XXI apenas había dado sus primeros pasos, tres personajes que se conocían de los bares de Sanse(bastian de los Reyes), decidieron juntarse para desarrollar una afición común: la música. Por un lado estaban el Mingo y Júmel, batería y bajo respectivamente. Ellos habían tocado juntos en los míticos P.D.T. y en Sarpullido y andaban con ganas de volver a tocar. Por otra parte, Dani (guitarrista ex de Guater Clos y Kaos Urbano) también tenía en mente volver a los escenarios.

Así, los tres empiezan ensayando en unos locales por horas. De esos primeros ensayos tan productivos todavía hay temas, como Más allá del dinero, que son fijos en el repertorio de directo de La Madre. Con ese formato de trío y un escaso y quizá poco preparado repertorio, dan sus primeros conciertos mientras van buscando cantante. Pocos meses después de aquellos primeros ensayos llega Cris a La Madre, convirtiéndose con su característica voz en la seña de identidad de la banda. Una vez completada la formación graban “Todo llega” en febrero de 2001, con mucha ilusión y muy pocos medios, pero que supone toda una declaración de intenciones.

Jumel, Cris, Kosta (grabando La Mala Costumbre…)

La película sigue con la incorporación de Jose como segundo guitarra y más conciertos, sobre todo por la zona centro de la península (Madrid, Segovia, Guadalajara…), hasta que en verano de 2003 graban “La mala costumbre de pensar libremente”, ya con bastante mejoras con respecto a “Todo llega”. Dicha grabación resultó una experiencia reveladora en muchos sentidos.

Dani, Cris, Salvio, Mingo

Después de algún tiempo haciendo bolos por ahí empiezan los problemas. Por diferentes motivos personales y/o laborales, el grupo entra en un carrusel de cambios: Júmel tiene que irse a Barcelona y, durante el año que dura su aventurilla, le sustituye Dani (un chavalito de Sanse). A la vuelta de Júmel, Jose deja el grupo y pasan un tiempo con la formación original (Mingo, Cris, Júmel y Dani) hasta que Júmel vuelve a abandonar La Madre, esta vez de manera definitiva. Está claro que La Madre atraviesa una etapa complicada y para salir a flote fichan a Salvio, que ya tocaba el bajo en el grupo hermano Iux Provocationix. La llegada de Salvio supone un revulsivo para la banda, que había empezado a caer en la desidia.

Así las cosas, con el objetivo de relanzar la historia, empiezan a componer y preparar su tercer disco “La justicia de los gusanos”. Lo graban en los estudios Oasis, producido por Kosta Vázquez, durante el mes de junio de 2008, dando un salto de calidad y proponiendo un mejor sonido y más arreglado para seguir mostrando la esencia de La Madre.

Ricardo, Salvio, Iván (Iux Provocationix)

Pero no contentos con lo que ya tienen y a raíz de la grabación, tienen la sensación, o más bien la certeza de que hace falta volver a tener dos guitarras. Vuelven a tirar de Iux Provocationix. El grupo abduce a Ricardo como guitarrista y así se cierra el círculo, iniciado con el fichaje de Salvio y continuado con la propuesta a Iván (batería de Iux Provocationix) de ser técnico de sonido La Madre siempre que pueda.

De esta forma, La Madre vuelven a ser cinco y se lanzan a dos años bastante intensos de conciertos.

Como celebración por el décimo aniversario, se vuelve a grabar “Todo Llega”, con mejores medios, aunque distando de ser óptimos, y mejor producción que diez años atrás.

En 2012 Salvio pasa por una época en la que apenas puede dedicar tiempo al grupo y sale de la banda. Después de probar a varios bajistas, La Madre opta por la solución más sencilla y cómoda: convencer a Ricardo de que se encargue del bajo, ya que en su día fue bajista en Cremosory.

Una vez que la formación parece estar clara, La Madre se centra en terminar de componer los temas para su nuevo disco. Entre finales de abril y primeros de mayo de 2013, vuelven a pasar por los estudios Oasis para grabar lo que será su cuarto trabajo de estudio.

Cris grabando